27 octubre 2007

MARGARITA LA DAMA DE COMPAÑIA PARTE 2

Primera parte

A la tía Esperanza no le importó la decisión y mis cuñadas estaban en éxtasis, tener una cachifa para mandar era para ellas una delicia, hasta que les dijeron que debían contribuir con la paga de la dama de compañía.

Margarita salió del baño como si nada hubiera pasado, triunfante, tanto, que casi de inmediato dejó de hablarle a su antigua madam, a la que pasó a ignorar cada vez que podía.

Con el tiempo nos dimos cuenta que no era lo mismo, reírse de las loqueras de Margarita cada quince días o menos, que tenerla permanentemente en la casa, oyendo sus disparates cada vez más locos y descabellados, y ella cada vez más insolente y malñ mandada. Ya se decía que era pariente de la familia, que solo hacía los mandados al mercado, porque según se descubrió, Margarita era una especie de ninfómana que se enamoraba de todos los vigilantes del centro comercial. También coqueteaba con un amigo de la familia, y cada vez que iba se enfundaba en su ropa negra, se maquillaba y se entaconaba para ofrecer café al joven visitante. Margarita que no tenía familia conocida, aparte de su sobrina la alcaldesa de Cagua, que jamás veía, dejo de volver los fines de semana. Se perdía quien sabe donde y con quien. Yo les advertía que debería tener una pieza por algún sitio en donde poderse encontrar con sus “mancebos” y gozar un poco de la ciudad, para usar sus palabras.

En más de una ocasión, Margarita fue vilmente destituida de su cargo, pero cada vez que se lo notificaban, Margarita se desmayaba, lloraba, se encerraba en el baño, gritaba y rezaba mientras vomitaba; a las niñas de la casa ya no les importaba mucho el drama, pero el alma inocente de mi suegra, se sentía culpable y volvía a aceptarla en su casa, y reponerla en su puesto.

El colmo llegó un día, en el que luego de una fiesta familiar, en la que Margarita, más que ayudar, supervisaba a las otras cachitas holgazanas, y se mezclaba con los invitados, degustando los “pasabocas” y una que otra fría, ligaditas con Smirnoff, mientras recogíamos los restos de la fiesta y despediamos a los amigos de confianza, Margarita, presa de los tragos, develó un gran secreto, “yo les voy a contar muchachos y muchachas un secreto personal, yo soy muy aseada, (allí todos nos miramos aguantando las risas) y muy “higiénica” y por eso es que ustedes nunca me han olido un viento…un peito pues…y el secreto es que yo después que me baño, me pongo pasta de dientes en el ano…y así mis vientos no hieden desagradable” …

Mis cuñadas, “las niñas” como ella las llamaba, tan sifrinas algunas de ellas, pusieron los ojos en blanco y entraron en trance, los cuñados no parábamos de reír y alentábamos a Margarita a dar detalles de la operación, las niñas mandaron a Margarita a dormir, y empezó allí mismo entre restos de parilla y cervezas el consejo directivo de mujeres en contra de Margarita. Esa noche de viernes quedó sellado el destino de Margarita la Dama de compañía.

Al día siguiente, antes incluso del desayuno, Margarita se levantó de última, ella no era de las que madrugan, y se encontró con el tribunal de la inquisición, y con un ultimátum: “Margarita Usted tiene que irse, vaya buscando para donde porque el lunes usted se va”. Los gritos y el llanto no se hicieron esperar, las arcadas y el desmayo no impresionaron ni conmovieron a nadie esta vez. En vano gritó el nombre de mi suegra, pero fue inútil, Doña Esther había salido temprano, esta vez no había quien la defendiera.

Y así, como un día apareció, Margarita de pronto salió de nuestra vidas. De vez en cuando alguien la recuerda y se pregunta donde estará la vieja loca, que habrá sido de su vida, si volvería a Sabaneta o se habrá quedado en la ciudad que la hizo vestir de “negro elegantioso” con alguno de sus “mancebos”, como ella los llamaba.

Lo cierto es que ninguno de nosotros jamás olvidará “el secreto de los vientos higiénicos” de Margarita…la dama de compañía.



----------------
Now playing: Akon ft. Snoop Dogg - I wanna fuck you
via FoxyTunes

20 octubre 2007

MARGARITA LA DAMA DE COMPAÑIA PARTE 1



Margarita…no recuerdo bien cuando fue que esta mujer apareció en nuestras vidas, solo se que llegó y se quedó para bien y para mal.
Margarita llegó con la tía Esperanza, en uno de sus viajes regulares de Barinas a Valencia, ella era la empleada de la tía , pero según la concepción que Margarita tenía de si misma, ella no era ni la empleada, ni la señora de servicio, y mucho menos “la cachifa” Margarita se veía, se creía y se llamaba a si misma “la dama de compañía de Doña Esperanza”.
Pero resulta que Margarita “la dama de compañía de Doña Esperanza”; retahíla que soltaba cuando alguien llamaba por teléfono y preguntaba quien había atendido; era una mujer especial, diferente, a veces te hacia morir de la risa, otras de rabia, por lo entrépita y metida que era, por lo original de su lenguaje, por lo osada, y por lo inteligente, que a pesar de su ignorancia, a veces resultaba.
Lo cierto es que poco a poco íbamos conociendo más y más a Margarita, ya que la tía Esperanza viajaba con regularidad, y claro está, no lo hacía sin su dama de compañía. Sabíamos por su boca que era de Sabaneta de Barinas, que tenía una de las bodegas mejor surtidas del pueblo, y que era atendida por su esposo, que era tía de la alcaldesa de Cagua, y que había estudiado quien sabe que, porque cada vez que echaba el cuento era algo diferente. Lo cierto es que Margarita casi ni sabía leer, pero era extremadamente inteligente, lo que oía, enseguida lo tomaba como propio y hacía toda una historia personal.
Margarita además era muy refinada en su hablar, por lo que no perdía la oportunidad de intervenir en las conversaciones familiares, casi siempre en la cocina, mientras cortaba los aliños, o ayudaba con la hallacas en navidad. Y como toda una erudita se lanzaba en sus conversaciones: jamás hablaba de cortar o picar, ella decía: “hacer incisiones punzo penetrantes filosas”, siempre decía que su hermano, que era loco, era la “oreja negra de la familia”, que su comida favorita eran “langostinos flamiados en champan” receta que obviamente su cómica boca jamás había probado, pero que quizás, si había visto en algún canal de cocina. Se enfurecía con las dueñas de casa cuando la mandaban a pelar ajos, porque decía que las manos le quedaban “muy mal olorosas” Si veía o leía algún reportaje referente a un asesinato, enseguida hablaba de que se esperaba que la “medicatura florense” resolviera el caso. Margarita llamaba a las señoras “madam”, y no había Dios que la hiciera cambiar la maña, aunque las “madam” se pongan bravas, porque la tía Esperanza le explicaba que “madames” eran las de los burdeles, pero para Margarita era el máximo sinónimo de elegancia.
Margarita, como era de esperar, odiaba a las otras cachifas de la casa, que eran dos, una para limpiar y otra para planchar. En sus visitas quincenales, trataba de meter cizaña para que las “destituyeran” de sus trabajos decía que eran flojas, que no sabían hacer nada, y que limpiaban sin quitar las “alsombras.” A ella, por supuesto no le gustaba limpiar, las damas de compañía no limpian en casa ajena, solo en la de su señora.
Como toda dama, Margarita era extremadamente coqueta y elegante. Pronto adoptó las modas Valencianas, porque Barinas era “muy de pueblo”. Ella sentía verdadero delirio porque la mandaran al automercado del centro comercial cercano, Margarita podía ir hasta cuatro y cinco veces seguidas al mercado, porque siempre inexplicablemente, algo se le olvidaba, y volvía a repetir las tres cuadras que la separaban del máximo esplendor citadino. No importaba la hora que fuera, por lo general siempre a mediodía, cuando la mandaban al super, dejaba lo que estaba haciendo y se enfundaba en un cuello tortuga negro, o azul marino, sus colores favoritos, porque son “elegantiosos” y ella era una fiel seguidora del “fasión” un jean también negro, y unos zapatos de tacón, cerrados, eso si, porque tenía los pies muy feos, una cartera terciada o a veces debajo de la axila, según la moda, y así sin bañarse ni nada, se pintaba la boca de rojo candela y salía orgullosa a patear la calle, con la cabeza bien levantada, con una actitud de triunfo. Lastima que su pelo era corto y casi siempre de algún color extraño, porque de lo contrario lo llevaría suelto al viento en actitud sexy y arrasadora.
La edad de Margarita siempre fue un misterio, era mayor, porque su cabello se blanqueaba en canas rapidito, pero tenia una apariencia de mediana edad, con una cara sin muchas arrugas, que ella cuidaba con toda la mercancía que compraba por catálogos y en el centro. Según ella se bañaba con jabón de leche, y se aplicaba miel en la cara y el cuerpo para tener la piel “lisiiiita”
Con el tiempo la tía Esperanza se cansó de las loqueras de Margarita, y así, sin más explicación la destituyo de su empleo de dama de compañía, que era su mayor orgullo, acompañar a una “madam tan acaudalada como Doña Esperanza”, porque también Margarita era muy jalabola, pero no le sirvieron de nada esta vez todas las alabanzas a su señora, y así quedó sin empleo. Recuerdo que al llegar a la casa de mis suegros ese día había una gran conmoción, la pobre Margarita se había desmayado, lloraba inconsolable y vomitaba en el baño del sótano. Mi suegra que es una mujer muy generosa enseguida acabó con aquel show que puso de cabeza a toda la familia:
-Margarita, cálmese, deje de dar gritos y salga del baño, si usted quiere se puede quedar trabajando aquí…

Continuará....

15 octubre 2007

PARA AQUELLOS QUE...

Ensucian la playas...(vi muchos este fin de semana)
Malgastan el agua...
Derrochan la energía...
Botan la basura por la ventana del carro...
Afean el mundo...
Afean su comunidad...
Afean la vida de los demás...y no les importa



Por un mundo mejor!!! y mas limpio... únete

10 octubre 2007

TIME OFF...

Este humilde servidor estará oxigenando sus escasas neuronas en alguna playita solitaria ¿? a partir de mañana...eso si espero que funcione el fulano guai-fai...porque me llevo mi perola.
A los que estarán destruyéndose en el blogstock les deseo lo mejor...espero por sus fotos. Y a los que se quedan estáticos en algún lugar...que descansen y aprovechen el último puente del año...y si pueden posteen algo para entretenerme...
Saludos y feliz fin de semana largo....