25 julio 2007

UN PREMIO...YO?

Pues si, quien lo diría...pero mi amiga curiosa en su blog curioseando me otorgó un premio (que dicha sea la verdad...no se de donde carajo proviene) y es el "THINKING BLOGGER AWARD".
Lo he visto en otros blogs como el del Trimaldito, que premio a media blogosfera jeje y todos tienen un enlace a Ilker dueño de "The thinking blog" quién al parecer creo el premio.
De cualquier manera, siempre es un honor y un placer que otro bloguero recomiende tu blog como "favorito"; y lo mejor de todo es que un blog para algunos, yo incluido, es un diván de psicoanálisis, un escape, un alter ego, una diversión o todas las anteriores, es un arma que nos deja drenar y compartir un montón de cosas. Aunque en mi caso también en un momento, este manicomio atentó contra mi trabajo (ya contaré la historia), hasta ahora solo me ha traído satisfacciones, sorpresas y buenas cosas.
La idea de todo este rollo del premio es pasarlo o destacar a otros 5 blogs que te gusten y que te hagan pensar...aunque a mi me gustaría hacer lo que hizo el Tri, que mencionó a todo su blog roll, ahí va mi selección...{aunque todos merecen ganar por ser excelentes...bla bla bla....} Callate Alter loco...

-Zaperoconakystico:
Quien no hay caído bajo el embrujo de Naky y su manera de narrar las cosas más cotidianas...y de su nariz pecosa????

- Arte Caffé: Consuelo y blog son lo más parecido a un oasis en el desierto...para mi ella es la mujer más dulce de la blogosfera.

-Xpresa: Eduardo...de los primeros locos que visitó mi manicomio...y además tenía el valor de comentar...su juventud le da un toque brillante a sus narraciones.

-La gata que ladra: Con el nombre más original; Maileh -la gata- simplemente me ha hecho hasta derramar mis lagrimitas con sus peripecias y las de su familia.

-Claroscuro de una mariposa: Hily es un hada, una hippie...una combinación de las dos, dulce como la miel...madre, mujer...bloguera...que a cada momento celebra la vida. Su blog es como un bosque encantado.

Se supone que sean solo 5, pero como yo soy loco, no respeto las reglas así que le otorgo menciones honoríficas a:

-Maléfica tiene su corazoncito: De los primerísimos blogs que empecé a leer, y que me animaron a crear mi manicomio (junto con la Cereza y Franca), la Señora Bruja de la blogosfera criolla, dice las cosas sin rodeo y con buena ortografía...y además le patrocina hogares a los "Alter Egos"

-Circulemos: Jogreg se atreve a romper tabúes y contar sus vivencias sin miedo...además de publicar muy buenos relatos.

Gracias a curiosa por el premio y al resto por ser consecuentes con el loco.


----------------------------------------------------------------
UPDATE: Después de hacer este post, me dí una vuelta por algunos de mis favoritos y visitando a la Waricha me enteré que habíamos dado el fulano premio a los mismos blogs jejeje...
Eso quiere decir que algunos de los premiados son ganadores por partida doble...o doble platino como el que le dieron al pelón ese que canta ¿Hany Kaguan?...que ya hiede por estar hasta en la sopa...Este país se muere de las ganas de tener un ídolo...se busca uno URGENTE!!!!...Gurbai





21 julio 2007

LA DECISION


Noelia sabía que tenia la mirada fija en nada, sabia la expresión ausente y lejana que debía tener su cara; esa expresión de la gente ensimismada, perdida en sus propios pensamientos. Solo que Noelia no tenía pensamientos, su mente vagaba por una blancura toral e infinita, esa misma expresión la había visto antes, en otras personas, sabía exactamente como era sentirse aislada y sola entre un tanta gente apretujada en un vagón de metro.

Extrañaba los sonidos de su vida cuando era otra, normal, hasta feliz. Extrañaba el sonido de su risa, de sus conversaciones con sus amigas, con su mamá, con su papá. Extrañaba los susurros quedos y roncos de Fredy cuando la tocaba socarronamente. Solo mugre su perrito, seguía allí, pero el no podía hablar, solo escuchaba sus largas peroratas, y la miraba con sus ojos tristones y aguados. Y no podía olvidar a Elena, su fiel amiga, la única que siempre estuvo a su lado, cuando estuvo mal, Elena su amigota, que la llamaba “ángel caído” y que nunca entendió porque ella se rajaba la piel a propósito, Elena la que lloraba con ella después de cada herida auto-infligida, su amiga que nunca la juzgó, y que a pesar de no entender su oscuro mundo, la acompañaba a él sin preguntar.

Noelia extrañaba su vida, aquella normal. La que tenía antes de que todo se fuera a la mierda. Ahora vivía de recuerdos, su hoy era basura, basura y soledad.

Estaba asqueada de la gente que te decía que “no estas solo”, “pide ayuda”, “estoy contigo”, mierda, clichés, palabrerío. Quizás algunas personas tenía cierta disposición, pero no el tiempo, y la que tenía el tiempo no tenía las ganas, había otras que si lo notan no les interesa, en fin, cuando la soledad se te enquista en el alma, cuando todo te da igual, ya no hay nada que hacer, ya es muy tarde.

Sin darse cuenta como, ya estaba parada frente al ascensor de su edificio. Al principio se aterraba al darse cuenta de sus “lagunas” como las llamaba el loquero, para ella eran olvidos selectivos, convenientes y oportunos.

Llegó a su apartamento vacío como de costumbre, solo mugre la recibió con brinquitos de alegría que ella ignoró; demasiada euforia para su gusto. Se quitó los zapatos y la chaqueta, se dio cuenta que no había comido nada en todo el día, pero no tenía deseos de comer. Salió a la terraza del apartamento, aquella terraza que había sido sitio de tantas celebraciones familiares, aquellas que solían tener antes que las tetas de la nueva novia de su papá y el nuevo amante de su mamá fueran más importantes. Y no es que eso la molestara, en lo absoluto, se consideraba una joven moderna, más allá de esos traumas, lo que no entendía era el abandono, cuando y como fue que ella Noelia, la única hija del alguna vez feliz matrimonio dejó de ser importante. Sentía como las lágrimas que se le formaban en los ojos le impedían ver claramente el horizonte nocturno.

Sintió la suave brisa meterse por debajo de su vestido corto y acariciarle los muslos desnudos, tuvo conciencia del movimiento de luces abajo en la calle, era la hora del regreso. Se dio cuenta de lo que haría a continuación pero no le importó, pobre Elena, sabía que era la única que no entendería pero lo superaría.

Dicen que la gente se arrepiente de su decisión cuando ya es muy tarde, pensó, pero ella no, con ella eso no funcionaría, y sin pensarlo mucho, con los ojos muy abiertos se dejó caer al vacío, su último pensamiento fue para el pobre mugre, estaba segura que su mamá lo regalaría.


"SI CONOCES A ALGUIEN QUE ATRAVIESA POR MOMENTOS DIFÍCILES, QUE HA CAMBIADO SU ESTADO DE ANIMO, Y SE ENCUENTRA DEPRIMIDO, NO LO IGNORES, AYUDALO, NOSOTROS PODEMOS SER LA DIFERENCIA ENTRE UNA DECISIÓN ERRADA Y UNA ACERTADA. CADA DÍA TENEMOS MENOS TIEMPO PARA NOSOTROS MISMOS, MUCHO MENOS PARA LOS DEMÁS...PIÉNSALO... CADA DÍA UN POCO MÁS INDOLENTES QUE EL ANTERIOR"

Míralo....te sorprenderá


10 julio 2007

DESDE LA VENTANA

Desde la ventana, Elisa miraba sin ver la franja de fuego que era el cielo en aquel atardecer, le gustaba aquella hora del día en que la luz y la sombra se juntaban, a ella le gustaba pensar que justo en ese momento el día y la noche hacían el amor. Así como lo habían hecho ella y Manuel hacía un rato. Cuanto tiempo había pasado contemplando el horizonte? Había perdido la noción del tiempo. El seguía allí, tendido en la cama, en paz, dormido, plácido y quieto, solo al dormir él se estaba quieto, él que era un verdadero manojo de fibras en movimiento incansable, que disparaba palabras a mil por hora.

Era tan raro verlo quieto, como un bebe dormido, indefenso y a la vez tan confiado de su atractivo y su virilidad de la que se sentía tan orgulloso. Elisa estaba loca por él, era un descarado, insolente y engreído, pero ese era precisamente su encanto, y toda mujer a su alrededor lo notaba.

Ella se sentía orgullosa de su hombre, y sabía que era la envidia de más de una, pero no era fácil lidiar con el hecho de ser la pareja de un tipo como Manuel, que no es que fuera un adonis ni mucho menos, pero tenía una fuerza de atracción increíble, era débil con las tentaciones, y mentiroso empedernido. Ya habían tenido mil discusiones a causa de esa facilidad de Manuel para atraer mujeres y problemas, y su incapacidad para rechazar a ninguna.

De hecho, estaban allí a aquella hora de la tarde, luego de haber tenido una fogosa reconciliación, en la que él prometió en medio de miles de besos y sexo furioso no portarse mal nunca más, y en la que ella, como siempre, cayó victima de sus encantos, sin embargo esta vez fue más cuidadosa, y se aseguró de que él cumpliría su promesa. Esta vez decidió que él, nunca más la engañaría, y decidió que era mejor así, y sin pensarlo mucho, mientras estaba a horcajadas sobre él, montándolo para satisfacer su ego de macho, le hundió el pequeño cuchillo de acero inoxidable hasta el mango, justo allí en el costado, entre las costillas y quien sabe que órgano.

Y así dejo que se desangrara, impasiva, pensando en todas y cada una de las mujeres con la que la engañó, sin que eso lo perturbara. Esta vez ella tuvo la última palabra, su última mueca y sus últimos fluidos…Ya no más.

Elisa no podía quitar los ojos de aquel cielo encendido, incapaz de pensar en el siguiente paso, o de lo que estaba por venir, pensaba en todo y en nada a la vez, su mente era un torbellino rojo y moribundo como aquel cielo que abrazaba la noche, y de pronto todo se le antojó claro y premonitorio.